La Batalla de Chile: Creando la Epopeya Documental

For the English version, click here

Esta semana me centraré en Chile, desde la caída de Allende hasta los problemas de un Chile post-dictadura. Es una parte increíblemente importante de la historia del mundo, así que por favor tómate más tiempo para leer sobre cómo sucede algo como esto.

Sinopsis

La Batalla de Chile (1973-1979) es un documental en tres partes que detalla los eventos que provocaron el golpe de estado contra el gobierno de Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973. La primera parte presenta las elecciones de 1972 y entrevista a la burguesía que está segura de poder derrocar a Allende y a su partido democráticamente. Termina con el bombardeo del palacio de gobierno en junio de 1973. La segunda parte describe el papel de los militares en los meses previos al golpe. La película termina con una perspectiva positiva sobre los trabajadores que siguieron luchando incluso cuando vieron que el golpe era inevitable.

Entre la Moderación y el Marxismo: La Política Chilena entre 1958 y 1973

Jorge Alessandri

En los años 50 y 60, los políticos chilenos tendían a ser demasiado moderados en un intento de complacer a todo el mundo, pero al hacerlo mucha gente quedó insatisfecha. La élite seguía yendo con sus negocios y su dinero a otros países, la clase media pedía a gritos la estabilidad y la clase trabajadora simplemente no podía llegar a fin de mes. En 1958, Jorge Alessandri, hijo del anterior presidente, Arturo Alessandri, fue elegido y tenía dos objetivos: bajar la inflación y recuperar el dinero chileno. Gracias al programa estadounidense Alianza para el Progreso, así como a los propios programas de Alessandri, Chile aumentó la matrícula escolar y el progreso económico. Desgraciadamente, el terremoto de Valdivia de 1961 echó por tierra muchas de sus reformas, ya que tuvo que devaluar la moneda nacional y la inflación aumentó.

En 1964, Eduardo Frei fue elegido presidente, pero le tocó un congreso poco cooperador. Intentó dar al gobierno chileno la participación mayoritaria en sus minas de cobre, y establecer un sistema fiscal progresista.Sin embargo, Frei seguía queriendo complacer a la élite. Las huelgas de los mineros fueron reprimidas con violencia y, cuando el general Viaux se rebeló brevemente haciendo desfilar tanques por Santiago, Frei cedió y concedió al ejército un mayor presupuesto. 

El Bombardeo de La Moneda

Al llegar a 1970, los chilenos buscaban un cambio real y cuando los partidos socialista y comunista crearon una alianza, el candidato político más frecuente, Salvador Allende, finalmente ganó. Inmediatamente, los Estados Unidos intentaron bloquear su elección y empezaron a limitar los suministros y la ayuda a Chile. La primera orden de Allende fue expropiar todas las empresas mineras extranjeras. Los trabajadores se convirtieron en la base principal de apoyo de Allende, ya que el desempleo alcanzó un mínimo histórico y los salarios subieron. Desgraciadamente, la clase media no estaba contenta, ya que había escasez de alimentos y los mercados negros aparecían por todas partes. Casi al final de su mandato, los camioneros de la clase media se declararon en huelga y paralizaron el país. Esto fue seguido por otra huelga en El Teniente, una mina extremadamente poderosa que puso el último clavo en su ataúd. El 11 de setiembre de 1973, Allende estaba muerto y Pinochet era presidente.

Una Lección en la Presentación de Ideología

Para algunos cineastas, los documentales no deben contener un punto de vista específico. Deben limitarse a detallar las cosas como son y dejar que el público decida. Patricio Guzmán no estaría de acuerdo con esto. Su epopeya en tres partes no sólo utiliza estrategias documentales tradicionales, como una voz en off a favor de Allende, sino también estructuras tradicionales de cine narrativo para retratar su versión de los hechos. Cuando entrevista a una mujer de clase media burguesa que no apoya a Allende, la cámara se aleja de ella y muestra en primer plano los lujosos objetos de su salón. En cambio, cuando entrevista a un minero que apoya a Allende, la cámara se desplaza hasta sus manos y su rostro. Guzmán enfatiza que los chilenos anti-Allende son sinónimo de consumismo, mientras que los chilenos pro-Allende son vistos como verdaderos trabajadores conectados a la tierra.

La Batalla de Chile

En la segunda parte de la película, se muestran imágenes del funeral de un asistente de Allende, Arturo Araya, que se supone murió por culpa de los militares. Guzmán incluye tomas de militares sonriendo y conversando en el funeral, pero sin audio. Esto obliga a la audiencia a pensar en las posibilidades de lo que están diciendo. ¿Se están riendo de haberse librado de un asesinato? ¿Están planeando otro? Éste fue un esfuerzo calculado por parte de Guzmán para poner al público del lado de Allende y los trabajadores.

Cine Hecho Por y Para el Proletariado

La Batalla de Chile

Uno de los planos más impactantes de la película se produce al final de la primera parte. Leonardo Henrichsen, un fotoperiodista argentino, estaba reportando en la escena de la revuelta militar de junio. Las imágenes están tomadas por su cámara y muestran a los soldados disparando a los civiles hasta que Henrichsen capta la atención de un soldado. El soldado lo mira, apunta su arma directamente a la cámara y dispara. Henrichsen, efectivamente, filmó su propia muerte. Esta filmación nos permite identificarnos con la lucha de una manera que ningún otro artículo o eslogan podría. Cuando el soldado mira a Henrichsen, también nos mira a nosotros, la audiencia. Guzmán subraya que esta lucha por la libertad en Chile es una lucha realizada por la gente común utilizando cualquier medio a su alcance, como una cámara y nos pone justo en el medio de la acción.

El propio Guzmán apenas pudo conseguir suficiente cinta para rodar la película si no fuera por una donación generosa del director Chris Marker. Consiguieron entrevistas mintiendo y diciendo que trabajaban para las noticias de Canal 13. Guzmán y su director de fotografía, Jorge Muller, fueron detenidos en el Estadio Nacional tras el golpe, y sólo Guzmán salió vivo. Las partes dos y tres están dedicadas a su memoria y a las vidas de innumerables personas que lucharon como pudieron porque tenían que hacerlo. 

Un Último Mensaje de Esperanza

Incluso con tanta muerte de hombres como Muller y Henrichsen, Guzmán todavía logra dejarnos con una sensación de esperanza. Probablemente esto tenga que ver con el hecho de que Guzmán terminó de editar la película mientras estaba exiliado en Cuba. El espíritu de la revolución infectó cada parte del documental y le influyó para poner la sección “El Poder Popular” no al principio sino al final. Esta sección contiene todo el ingenio por lo que la clase obrera de Chile debería ser conocida, así como la confianza que ganaron a través de sus huelgas y manifestaciones en apoyo de Allende.

La Batalla de Chile

Vemos en la solidaridad de estos trabajadores la genialidad de la creación de los cordones industriales que funcionaban como sindicatos de grupos de 30 fábricas cada uno, o cuando los trabajadores del campo y la ciudad lucharon juntos para tomar tierras. Sin embargo, su confianza no debe de ser considerada como desacertada ni equivocada simplemente porque sabemos que Pinochet gana. El hecho de que los trabajadores estén confiados no significa que sean tontos. En un momento dado, comprenden perfectamente que viene un golpe de Estado. Esta lucha no es ingenua, es necesaria. Al invertir la historia, Guzmán obliga al público a seguir luchando incluso cuando el pueblo de Chile ha sido silenciado.

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s