El Viaje: En Busca del Alma de América Latina

For the English version, click here

Sinopsis

El Viaje (1992) sigue a Martín, un adolescente del sur de Argentina que decide embarcarse en un viaje a través de América Latina en busca de su padre. Por el camino, se encuentra con gente extraña, climas peculiares, gobiernos opresivos y hermosos paisajes.

1992, el año en que se estrenó El Viaje, fue un año polémico para América Latina y, en particular, para Argentina. En 1992 se cumplía el quinto centenario del viaje de Colón a América. 500 años después, América Latina era un lugar muy diferente al que él había encontrado. Años de celebraciones de este hombre mítico con el “Día de la Raza” festejaban a los hombres criollos que llegaron a gobernar muchas de las naciones independientes del continente. En 1992, el continente ya había vivido décadas de resistencia a esa idea en respuesta a desastrosas dictaduras, golpes de estado y sistemas económicos que simplemente mantenían en el poder a líderes ineptos pero fuertes y dejaban a las comunidades indígenas sin recursos. A Argentina también le esperaban otros cambios. En 1991, establecieron una relación cambiaria fija entre la moneda nacional y la estadounidense en una decisión que se ha vuelto tristemente famosa. Esta decisión provocaría la crisis económica de 1999, de la que el país aún no ha podido recuperarse totalmente. 

El Viaje

Con tanto en juego con respecto a la forma en que América Latina veía su pasado y su futuro, Solanas tenía que hacer una película que cuestionara y recontextualizara la historia y los problemas contemporáneos de América Latina. Solanas creó una historia transnacional con varios idiomas (español, quechua e inglés), además de una gama de dialectos y paisajes para reflejar este continente diverso que seguía conectado por un pasado común. A través de esta pequeña y aparentemente tradicional historia de madurez, Solanas hizo una obra maestra del realismo mágico que trata de la búsqueda del alma del continente, así como de la búsqueda de un padre ausente. La necesidad de encontrar un padre más fiable tanto para Martín como para la nación aparece temprano. 

En la estricta pero deteriorada escuela de Martín, una estatua de José de San Martín, considerado como el padre fundador de la Argentina independiente, tiene robado su caballo. Cuando es restaurada en una ceremonia municipal, la estatua entera es llevada por el viento y se pierde en el tiempo, como su propio padre que prácticamente ha desaparecido desde que sus padres se divorciaron durante la dictadura y su madre se casó con un sustituto muy inferior, un “yupi” perpetuamente molestado. Recorriendo su propia línea familiar, Martín recuerda a sus antepasados inmigrantes que vinieron de Asturias en busca de oro y un billete de primera clase para regresar y nunca ganaron lo suficiente para marcharse. Podemos optar por buscar a un padre imperfecto pero sencillo o aceptar que la historia es mucho más complicada. Solanas cuestiona los poderes y la realidad de nuestras figuras paternas. Cuando Martín conoce a Américo Inconcluso, un camionero afrocaribeño y un personaje de los cómics del padre de Martín, él exclama que ha leído sobre él en los libros de su padre. Américo Inconcluso responde que él inventó a su padre.

La búsqueda del alma de América Latina y del padre de Martín no sigue un camino recto. Al contrario, Martín serpentea por todo el país. Está seguro de que encontrará a su padre en Buenos Aires, luego viaja a Brasil y finalmente lo encuentra cuando está regresando de México. El climático primer encuentro con su padre le descubre conduciendo un camión llamado Serpiente Emplumada o Quetzalcóatl, un dios azteca sagrado. Solanas lo conecta con San Martín al principio y ahora con la sociedad azteca perdida, creando una imagen nebulosa de la figura paterna. Asimismo, cuando el padre de Martín le pide que le acompañe y emprenden juntos un viaje, la respuesta de Martín no está clara. Lo vemos aceptar la invitación e irse con su padre y luego lo vemos reposar la cabeza en el tablero como si todo hubiera sido un sueño. Martín declara que ya no busca a su padre porque está con él todo el tiempo y que el viaje le dio todo lo que buscaba en su padre.

El Viaje

Estas conexiones hacen que la historia de Martín tenga mayores consecuencias para el continente entero. Martín ya no necesita buscar figuras paternas insatisfactorias y América Latina tampoco debería hacerlo. Desde el principio, Solanas nos muestra figuras que él cree que hay que desechar. En la escuela de Martín, los cuadros gigantes de los héroes argentinos se estrellan constantemente al suelo, incluyendo a Faustino Domingo Sarmiento, el autor de Civilización y Barbarie (1845), que defendía los valores occidentales en lugar de los amerindios. En general, deberíamos dejar de mirar hacia las influencias extranjeras y a los que permiten que se conviertan en las únicas. Nuestro primer encuentro con un extranjero llega al principio del viaje de Martín. Una alarma con voz inglesa le informa de que está invadiendo su territorio y se encuentra con perforadores británicos destinados a encontrar petróleo no en las Malvinas, sino en Nueva Patagonia, una nueva colonia inglesa donde se restringirá el número de argentinos. Es la historia de la ocupación extranjera en el continente. Martín lamenta cómo los bosques bolivianos se convirtieron en desiertos y las llanuras argentinas en centros de residuos tóxicos.

La influencia extranjera es tan fuerte que los camiones de la deuda externa pasan por las comunidades indígenas para darles bloques pesados para que puedan asumir la carga de la deuda externa de su país. Los ciudadanos del Tercer Mundo siempre pagan por la estabilidad de otros países. Todo esto es permitido por un Estado que antepone los intereses extranjeros de las élites. En El Viaje, los problemas de América Latina se manifiestan en una inundación gigante que envuelve Buenos Aires, pero que no provoca ninguna acción por parte de los líderes del país. Hay dos significados para las inundaciones. En una ocasión, Martín está informado de que las inundaciones fueron traídas en 1973 desde Chile, aludiendo al hecho de que las inundaciones son representativas de las dictaduras que asolaron el continente en la década de 1970. Pero una conversación con la abuela de Martín en su casa inundada cuenta una historia diferente. La abuela le advierte de que no tire nada porque se lo tragará y lo perderá para siempre. En Argentina, el Estado se apropia de la riqueza individual para alimentar el monstruo de la deuda externa.

El Viaje

El presidente, el Dr. Rana, y sus asociados llevan aletas y tienen características anfibias. Podrán sobrevivir en la inundación, a diferencia de los ciudadanos humanos normales. En una escena, sale triunfante de la Casa Rosada declarando que la inundación no se drenará, sino que inversores extranjeros instalarán un nuevo sistema de alcantarillado. Solanas ha dicho: “El Dr. Rana es el símbolo de una clase gobernante… frívola y despreciativa del pueblo, asesorada por expertos que planean la ruina de nuestras sociedades democráticas, pero ofrecen recetas aparentemente seductoras”. Él, junto con otros líderes sudamericanos adoran a los líderes extranjeros por encima de sus propios ciudadanos como se muestra cómicamente en la reunión de la OPA (Organización de Países Arrodillados) donde los líderes latinoamericanos son obligados con placer a arrodillarse ante los líderes de los países más “avanzados”.

Solanas no se limita a los dirigentes políticos del continente. También critica severamente lo que considera la complacencia de los medios de comunicación. Muestra varios reportajes de todo el continente en los que los presentadores se limitan a recitar las nuevas declaraciones autoritarias y francamente extrañas del Estado. El más gracioso de estos reportajes ocurre en Brasil, donde los presentadores aparecen llevando varios cinturones e informan al público de que tendrán que apretarse el cinturón dos agujeros para fomentar un menor consumo y, por tanto, un menor endeudamiento. Luego comienza un desfile de cinturones financiado por el Foro Económico Mundial.

La respuesta de Solanas a esta compleja búsqueda es tan elusiva como la búsqueda del amor de Martín, quien tiene visiones, reales o irreales, de una mujer silenciosa vestida de rojo a través de los numerosos países del continente. Al igual que la búsqueda de Martín, el camino del continente hacia la estabilidad es confuso y algo fantástico. Quizá tengamos que tratar su historia con el mismo fervor fantástico que Américo Inconcluso, el camionero afrocaribeño. Siempre jovial, Américo ve las cosas de otra manera. Mide su edad por el número de dictaduras que ha visto y conduce sin mirar a la carretera diciendo que puede hacerlo sólo con la fe. Incluso mira su pasado a través de los recursos del continente. Sus padres trabajaban en los campos de azúcar y café, mientras que él trabajaba en los de bananas.

El Viaje

De las películas de Solanas, ésta parece ser la más clarividente y quizá la más peligrosa. Ferviente antimenemista, estuvo a punto de perder la vida en la posproducción de la película cuando un intento de asesinato le dejó en silla de ruedas. Aunque alegre, Américo parece el personaje más informado pero peligroso para los líderes autoritarios de cualquier lugar. Américo se fija en los recursos del continente y su conexión con las dictaduras. Extrañas actividades climáticas parecen seguir a Martín allá donde va. Nieva en su clase y encuentra Buenos Aires totalmente inundada. Su profesor advierte del agotamiento de la capa de ozono, pero sus compañeros no le prestan atención. Y en uno de los momentos más surrealistas de la película, el mundo empieza a balancearse como un barco y nadie se cuestiona nada. Hoy, el Amazonas se incendia. La lucha por la autonomía de América Latina no será fácil, pero nuestra mejor apuesta podría ser dar un paseo con Américo y conocer la historia de la tierra.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: